Cómo Y Por Qué Pueden Ayudar Los 5 Pasos

Cómo Pueden Ayudar Los 5 Pasos A Alguien Con Tendencias Suicidas

Los cinco pasos de acción para comunicarse con alguien que podría tener tendencias suicidas están respaldados por evidencia en el campo de prevención de suicidios.

Ver y descargar los gráficos de 5 pasos

Preguntar

Cómo: Hacer la pregunta “¿Está pensando en el suicidio?” transmite que usted está dispuesto a hablar sobre el suicidio con una actitud comprensiva y libre de crítica. Hacer preguntas directas y sin prejuicios puede abrir la puerta para un diálogo eficaz sobre el sufrimiento emocional y permitir que todos los involucrados sepan cuáles son los pasos que deben darse. Estas son otras preguntas que puede hacer: “¿qué siente cuando sufre?” y “¿cómo puedo ayudar?” Nunca les prometa mantener sus pensamientos de suicidio en secreto.

El otro lado del paso “Preguntar” es “Escuchar”. Asegúrese de tomar en serio las respuestas y de no ignorarlas, especialmente si le dicen que están teniendo pensamientos de suicidio. Escuchar los motivos por los que sufren emocionalmente, así como escuchar cualquier motivo por el que, posiblemente, desearían continuar viviendo, es algo increíblemente importante cuando cuentan lo que les está pasando. Ayúdelos a enfocarse en los motivos de ellos para vivir y evite tratar de imponer los suyos para que sigan vivos.

Por qué: Los estudios demuestran que preguntar a las personas en riesgo si tienen pensamientos suicidas no aumenta los suicidios ni los pensamientos suicidas. De hecho, los estudios sugieren lo opuesto: los hallazgos sugieren que reconocer y hablar sobre el suicidio podría, realmente, reducir y no incrementar las ideas suicidas.

Manténgalos Seguros

Cómo: Primero que nada, es bueno que todos tengan el mismo conocimiento. Después del paso “Preguntar” y después de haber determinado que realmente están hablando de suicidio, es importante que averigüe algunas cosas para establecer la seguridad inmediata. Antes de hablar con usted, ¿ya ha hecho algo esta persona para intentar quitarse la vida? ¿Ya sabe la persona que experimenta pensamientos suicidas cómo se quitaría la vida? ¿Tiene un plan específico y detallado? ¿Cuál es el momento elegido para llevar a cabo el plan? ¿Qué tipo de acceso tiene al método que planificó?

Por qué: Conocer las respuestas a cada una de estas preguntas nos dice mucho sobre la inminencia y la gravedad del peligro en que está la persona. Por ejemplo, mientras más sean las medidas y las partes del plan que se hayan puesto en marcha, mayor podría ser la gravedad del riesgo y su capacidad para ejecutar el plan. O bien, si tienen acceso inmediato a armas de fuego y están firmes en su intento de suicidio, entonces podría ser necesario tomar medidas adicionales (como llamar a las autoridades o conducirlos a un departamento de emergencias). Lifeline puede ser siempre un recurso durante estos momentos y para cuando no esté completamente seguro de qué hacer después.

Harvard T.H. Chan School of Public Health indica que restringir el acceso de una persona suicida a medios altamente letales (o métodos elegidos para un intento suicida) es una parte importante de la prevención del suicidio. Varios estudios han indicado que cuando la disponibilidad de los medios letales está restringida o cuando estos se hacen menos letales, las tasas de suicidio con ese método disminuyen y, con frecuencia, se reducen las tasas en general. Además, la investigación también muestra que cuando se restringe el método original, no se “sustituye el método” ni se elige otro método. El mito de que “si alguien realmente desea quitarse la vida, encontrará la forma de hacerlo” a menudo no es cierto si se establecen las medidas de seguridad adecuadas. El paso de Mantenerlos seguros se refiere a mostrar apoyo a alguien durante los momentos en que tienen pensamientos suicidas, poniendo tiempo y distancia entre la persona y el método elegido, especialmente los métodos que han demostrado tener mayor letalidad (como armas de fuego y medicamentos).

Estar Presente

Cómo: Esto podría implicar estar físicamente presente para alguien, hablarle por teléfono cuando usted pueda o usar cualquier otro medio para mostrar apoyo a la persona en riesgo. Un aspecto importante de este paso es asegurarse de cumplir con lo que usted dijo que podía hacer para apoyar a la persona, no comprometerse con nada que no esté dispuesto o que no sea capaz de hacer. Si no puede estar físicamente presente con alguien con pensamientos suicidas, hable con ellos para concebir ideas para que otras personas puedan también ayudar (de nuevo, solo aquellos que estén dispuestos, tengan la capacidad y puedan estar presentes). De nuevo, escuchar es muy importante durante este paso, averigüe cuáles y quiénes creen ellos que serían las fuentes más eficaces de ayuda.

Por qué: Estar presente para alguien con pensamientos suicidas puede salvar vidas. Aumentar la conexión de la persona con los demás y reducir su aislamiento (tanto a corto como a largo plazo) ha demostrado ser un factor de protección contra el suicidio. Interpersonal-Psychological Theory of Suicide de Thomas Joiner destaca que la conexión es uno de los principales componentes, específicamente, un bajo sentido de pertenencia. Cuando alguien experimenta este estado, junto con un sentido percibido de agobio (posiblemente asociado con la “conexión” a través de conductas de aislamiento y falta de sentido de propósito) y capacidad adquirida (poco miedo a la muerte y experiencias habituales de violencia), su riesgo puede elevarse gravemente.

En Three-Step Theory (denominada comúnmente Marco de Conceptualización a la Acción), David Klonsky y Alexis May también afirman que la “conexión” es un factor protector clave, no solo contra el suicidio en general, sino para todo lo relacionado con el paso de los pensamientos suicidas a la acción. Su investigación también ha demostrado que los actos de conexión amortiguan la desesperanza y el sufrimiento psicológico.

Al “estar presentes”, tenemos la oportunidad de aliviar o eliminar algunos de estos importantes factores.

Ayudarlos A Conectarse

Cómo: Ayudar a alguien con pensamientos suicidas a conectarse con los medios de apoyo constantes (como Lifeline, 800-273-8255) puede ayudarlos a establecer una red de seguridad para esos momentos en que se encuentran en crisis. Otro componente de una red de seguridad podría ser la conexión con los medios de apoyo y recursos en su comunidad. Explore algunos de estos posibles medios de apoyo con ellos, ¿están recibiendo atención actualmente con un profesional de salud mental? ¿Han recibido este tipo de atención en el pasado? ¿Es esta una opción para ellos actualmente? ¿Hay algún otro recurso de salud mental en la comunidad que pueda ayudarlos de manera eficaz?

Una forma de comenzar a ayudarlos a buscar formas de conectarse es trabajando con ellos para elaborar un plan de seguridad. Esto puede incluir maneras para que identifiquen si comienzan a tener pensamientos suicidas importantes y graves, además de lo que deben hacer en esos momentos de crisis. Un plan de seguridad también puede incluir una lista de las personas con quien debe comunicarse si se presenta una crisis. La aplicación My3 es una aplicación de planificación de seguridad e intervención en caso de crisis que puede ayudar a desarrollar estos medios de apoyo y se almacena convenientemente en su teléfono inteligente para un fácil acceso.

Por qué: Impact of Applied Suicide Intervention Skills Training on the National Suicide Prevention Lifeline determinó que las personas que llamaban a la National Suicide Prevention Lifeline (Línea de vida de Prevención contra el suicidio) tenían significativamente menos probabilidades de sentirse deprimidas, suicidas y abrumadas y sentían más esperanzas al final de la llamada con asesores capacitados en la aplicación de competencias de intervención para el suicidio. Estas mejoras se asociaron a las intervenciones de los asesores relacionados con ASIST, incluyendo escuchar sin criticar, analizar los motivos para seguir viviendo y crear una red de apoyo.

Dar Seguimiento

Cómo: Después de su contacto inicial con personas que tienen pensamientos suicidas y después de conectarlas con los sistemas de apoyo inmediato que necesitan, asegúrese de darles seguimiento para ver cómo les va. Deje un mensaje, mande un mensaje de texto o llámelos. El paso de seguimiento es un buen momento para ver cómo están y saber si hay algo más que pueden hacer para ayudarlos o si hay cosas que dijo que haría y aún no ha tenido la oportunidad de hacer por la persona.

Por qué: Este tipo de contacto puede continuar aumentando sus sentimientos de conexión y de que cuentan con su apoyo constante. Existe evidencia que indica que una forma sencilla de comunicación, como enviar una postal afectuosa, puede reducir potencialmente el riesgo de suicidio.

Los estudios han demostrado que la cantidad de muertes por suicidio se reduce cuando se da seguimiento en las poblaciones de alto riesgo después del alta de servicios de atención aguda. Los estudios han demostrado que la intervención breve, de bajo costo y el contacto constante y solidario podrían ser parte importante en la prevención del suicidio.